Envejecimiento humano: la senescencia

Todo ser vivo no escapa de esta realidad universal: las leyes de la física se aplican a la biología, por lo que todo ser vivo se engendra, nace, crece, puede reproducirse y muere. Sin embargo, existen factores determinantes que influyen directamente en cualquier parte del proceso de vida de las personas, bien sea mejorando o desmejorando la calidad de vida, en el tiempo y el espacio.

Recuerdo la película El extraño caso de Benjamin Button. Su protagonista, interpretado por el actor Brat Pitt, nace con una enfermedad llamada progeria, también conocida como el síndrome de Hutchinson-Gilford, el cual es un trastorno genético progresivo, extremadamente raro, que acelera el envejecimiento de los niños y que comienza en los primeros dos años de vida.

La película se inspira en este padecimiento, pero lo ficciona de tal manera que se hace ver muy anciano al personaje cuando nace, pero, en la medida que crece y se desarrolla, rejuvenece para alcanzar una edad en la que tiene su máximo potencial de vida, y luego regresa a un estado de involución hasta la etapa infantil, para finalmente morir. No es un hecho real, pero expresa el mismo patrón de entropía • entalpía • entropía que tiene la progeria. 

En esta enfermedad, la velocidad de envejecimiento de quienes la padecen está alrededor de siete años biológicos por cada año de vida, lo cual se traduce en que, a los diez años de edad cronológica, la edad biológica sería de unos setenta años biológicos, con todos los signos y síntomas del envejecimiento (Harten et al. 2011).

Todo ser vivo tiene un conjunto de mecanismos de regulación, denominado homeostasis, los cuales van en contra de la entropía y procuran regenerar constantemente nuestros tejidos. Dependiendo del estilo de vida que hayamos aprendido, adquirido o experimentado, habrá efectos directamente proporcionales a nuestra calidad de vida.

Según Rudolf Stainer (Quiroga 2013), el ser humano desarrolla sus capacidades humanas cada siete años (septenios) de acuerdo con la siguiente clasificación:

1er septenio: Infancia

2do septenio: Pubertad

3er septenio: Adolescencia

4to septenio: Maduración

5to septenio: Manutención

6to septenio: Productividad

7mo septenio: Concertación

8vo septenio: Estabilidad

9no septenio: Espiritualidad

10mo septenio: Trascendencia

Con el fin de entender los conceptos y características del proceso de envejecimiento, es preciso aclarar los términos que se usan comúnmente en medicina antienvejecimiento.

El envejecimiento o senescencia

Es el conjunto de modificaciones morfológicas y fisiológicas que aparecen como consecuencia de la acción del tiempo sobre los seres vivos, lo cual supone una disminución de la capacidad de adaptación en cada uno de los órganos, aparatos y sistemas, así como de la capacidad de respuesta a los agentes que pueden causar lesiones que inciden en el individuo. El envejecimiento de los organismos, y particularmente el nuestro como especie humana, ha sido motivo de preocupación desde hace años para organizaciones internacionales como la OMS, la cual plantea que si bien el envejecimiento de la población puede considerarse un éxito en materia de salud pública y desarrollo socioeconómico, constituye un reto mejorar al máximo la condición de salud y la capacidad funcional de las personas mayores, así como su participación y seguridad social.

Antienvejecimiento

Es un concepto creado en 1992 por la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento (American Academy of Anti-Aging Medicine, en inglés), específicamente por un grupo de médicos y profesionales de la salud, enfocados en prevenir, evitar o disminuir los efectos del envejecimiento en adultos contemporáneos.

La gerontología

(del griego Geron «hombre viejo» y logos «estudio», «tratado») es definida por el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) como la ciencia que trata de la vejez y los fenómenos que la caracterizan. Estudia los diversos aspectos que le competen, el significado del envejecimiento de una población y factores asociados con lo psicológico, lo social, lo económico y hasta lo cultural. Por otra parte, comprende las necesidades físicas, mentales y sociales, y cómo son abordadas por las insti-tuciones gubernamentales y no gubernamentales vinculadas con la atención del envejecimiento de una población. La geriatría, por su parte, es definida por el DRAE como el estudio de la vejez y terapia de sus enfermedades.

Teorías del envejecimiento

Si se toma en cuenta que las principales causas de muerte son las enfermedades crónicas degenerativas y que estas, en parte, son consecuencia del envejecimiento que, tarde o temprano, afecta la estructura y función de la célula, órgano y el aparato o sistema orgánico en cuestión, la Medicina Antienvejecimiento debe actuar para prevenir o revertir proactivamente el proceso degenerativo.

La Enciclopedia Británica define el envejecimiento como “el cambio gradual e intrínseco en un organismo que conduce a un riesgo creciente de vulnerabilidad, pérdida de vigor, enfermedad y muerte. Este proceso tiene lugar en una célula, en un órgano o en la totalidad del organismo durante el periodo vital completo como adulto de cualquier ser vivo”.

El envejecimiento como fenómeno biológico está atado a leyes universales (las cuales se mencionaron en el Capítulo I “Libro: Vive al Estilo Antivejez”, cuando se hizo referencia a la termodinámica y la entropía) y contemplado desde varios puntos de vista donde hasta la fecha hay más de 200 teorías que lo explican, entre las cuales se pueden destacar:

  1. La Teoría Evolucionista
  2. La Teoría de los Telómeros
  3. La Teoría del Ciclo Reproductivo Celular
  4. La Teoría del Daño Genético
  5. La Teoría de la Pérdida Genética
  6. La Teoría Endocrina
  7. La Teoría Autoinmune
  8. La Teoría m-TOR
  9. La Teoría de la Acumulación de Toxinas
  10. La Teoría del Usar y Desechar
  11. La Teoría de la Reparación ADN Errónea
  12. La Teoría del Eslabón
  13. La Teoría de los Radicales Libres
  14. La Teoría de la Restricción Calórica

Estas teorías han sido agrupadas en cinco grandes categorías que abarcan todos los conceptos actualmente propuestos. Son las siguientes:

  1. La Teoría del Daño Genético
  2. La Teoría de la Oxidación Celular
  3. La Teoría de la Intoxicación
  4. La Teoría del Desbalance Hormonal
  5. La Teoría del Desbalance Nutricional

Todas ellas buscan la manera de explicar biológicamente lo que ocurre circunstancial, temporal o simultáneamente en nuestro organismo y pueden ser evaluadas física, bioquímica, ortomolecular o genéticamente.

Abrir chat
¡Comunícate Conmigo!